7
Sep

Revisión del sistema de prestaciones

Tras las diferentes reformas en el ámbito sanitario (copago farmacéutico, desfinanciación de medicamentos y exclusión del sistema de los inmigrantes sin papeles), y sus consiguientes consecuencias, el Ministerio de Sanidad ha decidido comenzar con la revisión del sistema de prestaciones.

El principal objetivo de esta revisión será definir qué prestaciones forman parte de la Cartera Básica, y por tanto deben estar financiadas en cualquier Comunidad Autónoma. De esta forma, los servicios quedarán divididos en básicos, suplementarios y accesorios. La intención, por tanto, es eliminar procedimientos obsoletos e incluir algunas novedades, definiendo los requisitos para su indicación basándose en “criterios de coste-eficacia”.

Los grupos de trabajo que realizarán dicha revisión, formados por personal del Ministerio y de las consejerías autonómicas participantes (Asturias, Galicia, Andalucía, Madrid, Valencia, Navarra, Castilla-La Mancha y Canarias, ya han elegido las primeras cinco áreas a estudiar: genética, rehabilitación, reproducción humana asistida, cribados e implantes oftalmológicos.

El trabajo desarrollado por estos equipos estará supervisado por representantes de sociedades científicas y de la Organización Médica Colegial; para después volver de nuevo al seno del Ministerio.

Evidentemente, muchos médicos y expertos de las citadas especialidades se han mostrado preocupados en diferentes redes sociales ante lo que esperan no sea un desmantelamiento de los servicios. Pero desde la OMC se muestran conformes con la necesidad de revisar la cartera de prestaciones, siempre que el resultado final sea fruto del consenso: “la idea es encontrar qué procedimientos son básicos y así garantizarlos para todos”.

Según ha explicado el presidente de la Organización, Juan José Rodríguez Sendín, en una entrevista concedida al diario El País “la reconducción de estos servicios no debe ser de cara a un recorte en el número de patologías que se atenderán, sino sobre los métodos utilizados para realizar las pruebas así como en el tiempo y la forma en que se prestarán”.

En el caso de las nuevas adhesiones, los encargados de decidir no serán los expertos de la OMC ni de ninguna sociedad, sino agencias de evaluación tecnológica.

Por otra parte, Sendín también ha denunciado que con la reducción del presupuesto sanitario se hace imposible sostener la calidad actual del Sistema Nacional de Salud: “Es muy poco dinero para dar los resultados que se esperan, pero el SNS no es un lujo insostenible”. Ante esta situación algunas voces ya hablan de la instalación del “copago encubierto” para algunos servicios sanitarios. Pero eso el tiempo lo dirá; por el momento, los primeros resultados de la revisión se esperan para finales de Octubre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *