19
Jul

Problemas de fertilidad asociados al cáncer y su solución

Por primera vez en España una mujer ha sido madre tras sufrir un cáncer de ovarios. Gracias a la preservación de ovocitos, Mario ha llegado al mundo, y su caso podrá leerse próximamente en la revista científica de referencia ‘Journal of Assisted Reproduction and Genetics’.

La hoy feliz madre fue diagnosticada en fase inicial del cáncer en 2009, con menos de 30 años. El primer paso fue extirpar el ovario izquierdo, y el siguiente era extirpar también el derecho, pero eso terminaría con sus posibilidades de ser madre. Para evitar esa situación los doctores del Instituto Dexeus de Barcelona le plantearon una solución: someterse a una estimulación ovárica para preservar sus ovocitos antes de la extirpación.

Debido al peligro de empeorar la evolución del tumor a consecuencia de la estimulación hormonal, las dosis aplicadas en la misma fueron diferentes a las aplicadas en mujeres sanas; pero finalmente el tratamiento de fertilidad terminó en un mes y medio, y poco después la paciente entraba de nuevo en quirófano.

Un año y medio más tarde se realizó una implantación de embriones resultantes de una fecundación in vitro, que finalmente culminaron con un parto por cesárea. Este caso constituye un hito en la reproducción asistida española, sobre todo porque el tumor se localizaba en el propio aparato reproductor.

Este es el segundo caso de éxito en nuestro país, ya que hace dos años se llevó a término el parto de dos gemelos fruto de una doble congelación de tejido ovárico y ovocitos en una paciente con cáncer de mama en Valencia.

El gran problema de este tipo de cáncer (ovárico) es que se detecta tarde, lo que limita las posibilidades de supervivencia de la potencial mamá y a su vez plantea un problema ético a los expertos. Por esto es necesario que los médicos aborden la situación desde una perspectiva multidisciplinar.

Realmente, la preservación de la fertilidad es cada vez más habitual en pacientes oncológicas; pero como señala la directora científica del Área de Biología de Salud de la Mujer Dexeus, Anna Veiga, todavía es necesario que los oncólogos desarrollen protocolos para ofrecer a las pacientes jóvenes la posibilidad de preservar su fertilidad para convertirse en madres en un futuro. Muestra de ello son las dos investigaciones que mencionamos a continuación:

Según un estudio sueco publicado en Journal of Clinical Oncology, las mujeres jóvenes reciben menos información sobre tratamientos que protejan su fertilidad que los varones.

Los resultados publicados revelan que de casi 500 sobrevivientes de cáncer de entre 18 y 45 años, el 80 % de los hombres encuestados afirmó que se le había informado sobre la infertilidad, mientras que sólo el 48 % de las mujeres dijo lo mismo. Además, apenas el 14% de las pacientes indicó que recibió información sobre opciones para preservar su fertilidad, comparado con el 68 % de los hombres. La razón podemos encontrarla en que la preservación de la fertilidad femenina es más complicada y sus técnicas no están tan instauradas, pero los especialistas advierten que es necesario informar a los pacientes de todas las consecuencias del tratamiento, incluidos los problemas de fertilidad y las alternativas con las que pueden contar.

Igualmente un estudio realizado en Estados Unidos en marzo de este año ya sugirió que las jóvenes con cáncer no reciben la información necesaria al respecto. En este caso, los autores observaron que desde los años 90, sólo una de cada 25 mujeres con cáncer antes de los 40 años decidía congelar óvulos o embriones, aunque por lo menos la mitad decía que le gustaría tener hijos después del tratamiento. Una de las posibles causas: el 39% no había recibido información de alguno de sus médicos sobre el efecto que el tratamiento podría tener en la fertilidad; y, obviamente, no todas las mujeres están interesadas en preservar su fertilidad.

La Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica posee una guía para pacientes a este respecto que establece las diferentes opciones de preservación de fertilidad tanto para hombres como para mujeres (algunos de los métodos expuestos continúan en fase de investigación).

Entre las opciones que se pueden plantear a las mujeres se encuentran: criopreservación del embrión, cervicectomía radical, ovariopexia o transposición ovárica, criopreservación de ovocitos, criopreservación del tejido ovárico y supresión ovárica.

Las opciones para los hombres son: criopreservación de espermatozoides, protección gonadal hormonal, y criopreservación y reimplantación del tejido testicular.

 

Neomed es una red social profesional exclusiva para médicos de la que ya forman parte miles de médicos de toda España. En neomed, los médicos pueden:

– consultar sus dudas clínicas y ayudar a otros compañeros a solucionar las suyas, 

– acceder a artículos, publicaciones y trabajos de su interés, 

– conocer a otros médicos con los que comparten intereses profesionales

Si eres médico y estás colegiado en España, puedes registrarte gratuitamente pinchando en el siguiente enlace: http://www.neomed.es/alta/BLG2013001

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *