12
Sep

Novedades en el día contra la Migraña

Hoy, 12 de Septiembre, es el Día Europeo de Acción contra la Migraña, y por este motivo hoy dedicaremos nuestra entrada del blog a comentar las últimas novedades con respecto a esta dolencia que afecta al 12% de la población española.

Según los expertos, las migrañas acaban provocando la incapacidad en el 42% de las personas que las sufren (teniendo en cuenta que esta patología empeora con la actividad), lo que supone un coste anual de 2.000 millones de euros perdidos debido al absentismo y a la pérdida de productividad.

La mayor parte de los pacientes presentan una sintomatología común que incluye desde la pérdida de visión hasta las nauseas o el rechazo a la luz y determinados olores, lo que según las estimaciones desarrolladas hace que cada paciente pierda entre 8 y 16 días de trabajo al año.

Las causas reales de la enfermedad aún no se conocen, pero recientemente investigadores españoles han descubierto una importante implicación de cuatro genes al respecto.

Además, expertos como el doctor Jesús Porta-Etessam, miembro del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN), confirman la existencia de una estructura dentro de la cabeza del hipotálamo que participa en este trastorno, ya que “hay pacientes que antes de que les dé el dolor de cabeza tienen trastornos de conducta o les cambia el patrón del sueño”. Así mismo, la explicación más extendida es la de la onda de despolarización, que provoca que las neuronas de la corteza cerebral dejen de funcionar progresivamente.

Pero, aunque la migraña tenga una la predisposición genética, los factores ambientales suelen ser los desencadenantes.

El propio SEN ha realizado un estudio recientemente sobre la implicación de la alimentación en el desarrollo de la migraña. Finalmente se consideró que la alimentación no es un condicionante relevante (solo es importante en el 20% de los casos), frente a la importancia del estrés (relevante para el 85% de los pacientes). También el consumo de alcohol, el ayuno prolongado y la alteración en el sueño parecían actuar como desencadenantes de las crisis con bastante frecuencia.

Pero esta enfermedad no es un simple dolor de cabeza, y en muchas ocasiones el entorno (ambiente laboral, familiar y personal) del afectado no entiende esa diferencia. Por tanto el médico o especialista debe atender también a las posibles patologías secundarias que se deriven de padecer una migraña “incomprendida”: como son la depresión y la ansiedad.

Por otro lado, en anteriores estudios se había vinculado el sufrimiento de la migraña con el sobrepeso, pero una investigación reciente ha desmentido tal afirmación.

Un ensayo clínico realizado con miles de mujeres estadounidenses en la década de los 90 y dirigido por el investigador Tobias Kurth, del Instituto de Investigación Nacional de Francia (INSERM), confirma que las pacientes con migraña no tienen más probabilidad de padecer sobrepeso. Durante los 13 años que duró el estudio, el 41% de las 19.162 mujeres analizadas tuvieron sobrepeso, mientras que cerca de un 4 % se volvieron obesas. Pero las probabilidades de convertirse en obesas no fueron particularmente mayores entre las mujeres con un historial de migrañas (casi 3.500), con un 11% de posibilidades. Igualmente, la media de peso ganado giraba en torno a los 4,5 Kg en ambos grupos.

Queda claro, por tanto, que el padecer migrañas no entraña mayores posibilidades de padecer trastornos paralelos siempre y cuando se desarrollen las medidas preventivas necesarias (dieta equilibrada, control del estrés, ejercicio moderado…) y se cuente con un entorno personal comprensivo con la dolencia.

 

 

Comentarios

    • Muchas gracias Sofia por tu comentario y tus buenos palabras. Así es, las migrañas es un mal que persigue a demasiadas personas. Información sobre las migrañas hay mucha, en las redes, libros, etc. pero tener una solución realista a las migrañas se dispone algo más difícil.
      Un saludo y gracias nuevamente por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *