18
Nov

Médicos y Cultura 2.0

Estamos inmersos en la corriente 2.0. Esta nueva forma de entender los flujos de información se suele definir utilizando palabras como participar, colaborar, compartir… Ampliar el conocimiento de la comunidad a partir de experiencias personales y colaborativas. ¿Nos resulta familiar esta descripción? Claro que sí. La medicina y su avance se han basado en estos principios desde los inicios de la historia.

Desde hace tiempo somos conscientes de la revolución que estamos viviendo en el campo de la información. Han quedado obsoletos los antiguos estándares de comunicación, basados en canales unidireccionales donde era un pequeño grupo quién generaba los mensajes que recibía el resto de la comunidad.

Cada vez más, la comunidad entera es parte activa en la generación de la información. Hoy en día, la sociedad comparte su experiencia y completa, así, el conocimiento colectivo. A la vez, consume esta información y la valora, destacando los contenidos más relevantes para la comunidad en su conjunto.

Estos nuevos estándares son, en realidad, una tradición para el colectivo médico. Al médico se le exige un esfuerzo continuo en la formación y en la actualización de conocimientos, y una de las principales fuentes de aprendizaje son las experiencias del resto de la comunidad. Congresos, sesiones clínicas, charlas informales… son algunos de los escenarios donde las experiencias se comparten y el conocimiento se difunde.

Así pues, podemos afirmar con confianza que los médicos españoles son un ejemplo de la cultura 2.0. Sin embargo, ¿por qué son tildados, en ocasiones, de llegar tarde a esta revolución? Pues, simplemente, porque gran parte de estos médicos 2.0 no están aún en la web 2.0. La cultura 2.0, tan practicada entre los médicos, queda reducida en muchos casos a espacios fuera de internet, denominados canales offline.

Sin embargo, el espíritu de participación que caracteriza los congresos o la colaboración que impregna las sesiones clínicas tiene que ir trasladándose también a espacios en internet. Esto supondrá:

  • una eliminación de las barreras físicas, de forma que dos médicos podrán contactar entre sí sin importar que entre ellos haya cientos de kilómetros de distancia.
  • una eliminación de las barreras entre especialidades, facilitando la comunicación entre médicos de distinta práctica.
  • una eliminación de las barreras de tiempo, posibilitando la comunicación entre los médicos sin la necesidad de que estén presentes en el mismo momento en el mismo lugar.
  • como consecuencia de los beneficios anteriores, el médico aumentará la cantidad y la calidad de sus relaciones con otros compañeros a la vez que dará una mayor visibilidad a su experiencia.

Estos beneficios inspiraron el nacimiento de neomed e impulsan su crecimiento día a día. En próximas entradas de nuestro blog nos gustaría profundizar en estos aspectos pero, ya desde este momento, queremos animar a todos los médicos 2.0 a que descubran la web 2.0 y sus beneficios de la mano de neomed, la red profesional de médicos. 

Si aún no eres miembro de neomed y quieres probarlo ¡solicita tu invitación aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *