13
Jun

La dislipemia, la frenectomía en recién nacidos y el empoderamiento del paciente

En el ámbito de la medicina, como en cualquier campo, las diferentes posturas con respecto a un tema también se hacen patentes; cortar o no el frenillo a un recién nacido es un tema debatido por especialistas que hoy abordamos en nuestro blog. También hablaremos sobre el manejo de la dislipemia y sobre un término cada vez más de moda y, según las circunstancias que nos rodean, probablemente necesario: el empoderamiento del paciente.

El empoderamiento de los pacientes 

Más de 250 participantes debatieron sobre esta cuestión en la primera Conferencia Europea sobre empoderamiento de los pacientes, recientemente celebrada en Copenhague, por la Red Europea de empoderamiento de los pacientes (ENOPE 2012).

Los oradores sostuvieron que el enfoque tradicional paternalista de la atención del paciente tiende a ignorar las preferencias personales y crea dependencia, y que por ello es necesario que haya un cambio hacia la atención centrada en el paciente.

La co-organizadora Ilona Kickbusch afirmó que el  “empoderamiento de los pacientes es simplemente un proceso para ayudar a las personas a conseguir el control, lo que incluye que las personas tomen la iniciativa, resuelvan problemas y tomen decisiones; y  puede ser aplicado en diferentes ámbitos de atención sanitaria y social”.

El objetivo de la conferencia al que asistieron  pacientes, expertos en salud pública, instituciones y médicos,  fue compartir experiencias sobre distintos aspectos de empoderamiento de los pacientes. Entre los principales recursos incluyeron la educación para la salud, la auto-gestión de la enfermedad crónica y el papel de la tecnología. El papel de la auto-gestión es clave desde el punto de vista económico y la autonomía de los pacientes crónicos se torna indispensable; ya que los médicos cuentan con tiempos de consulta y recursos limitados, pero también hay que asumir que hay pacientes que no quiere ser empoderados.

Para favorecer el cambio de actitud, la Oficina Regional de la OMS para Europa también ha incorporado una nueva política de salud europea a este respecto, que se aprobará a finales de este año.

 

Guía para el manejo de la Dislipemia 

El manejo de la Dislipemia desde la atención primaria es un tema que preocupa en ocasiones a los facultativos, de ahí la necesidad de clarificar conceptos y establecer la actitud ante pacientes jóvenes y ancianos; para ellos se desarrolló la Guía ESC/EAS 2011 de dislipemias, que nos resumen en el blog Las sesiones de San Blas.

Las guías se han elaborado conjuntamente entre la European Atherosclerosis Society (EAS) y la European Society of Cardiology (ESC). Siendo las primeras guías específicas para el manejo y valoración del problema de la Dislipemia. En ellas sigue recomendándose el modelo SCORE, y se establecen cuatro niveles de riesgo Cardio-Vascular Total.

Recordando que intensidad de las medidas preventivas debe ajustarse al riesgo CV total del paciente y que los objetivos son: a) Prevenir el aumento del riesgo CV total; b) Aumentar la toma de conciencia del paciente sobre los peligros del riesgo CV; c) Mejorar la comunicación del riesgo; d) Promover medidas de prevención primaria. Donde las medidas que pretenden modificar el estilo de vida y mejorar el perfil CT-cLDL; cHDL son tan importantes como elegir el fármaco y la dosis adecuada para reducir el porcentaje correspondiente al objetivo de cLDL establecido.

 

 

¿Cortar el frenillo de la lengua al recién nacido para mejorar la lactancia?

Son muchas las posiciones sobre la necesidad de cortar el frenillo de la lengua de un recién nacido; y según los profesionales de la salud hacen falta más estudios para promocionar la actual moda de realizar esa intervención.

Pediatras como Santiago García-Tornel nos ofrecen en sus blogs, información sobre los últimos estudios a este respecto. En uno de ellos, publicado recientemente por una pediatra y una Lactation Consultant  en Acta Pediátrica,  se revisa la bibliografía existente hasta el momento y se lanzan tres mensajes básicos:

1.  los niños con aquiloglosia (frenillo corto) tienen un mayor riesgo de tener dificultades para poder ser amamantados.

2.   si hay problemas con el amamantamiento y el niño tiene anquiloglosia, es una indicación de frenectomía (cortar el frenillo)

3.   si un experto en lactancia materna certifica que las dificultades son por el frenillo, la frenectomía suele mejorar r los problemas del amamantamiento.

Todo parece indicar que los pediatras acabaran por posicionarse a favor o en contra como ha ocurrido con otro tipo de situaciones como la duración conveniente de la lactancia materna o los métodos ideales para dormir al niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *