10
dic

Internet puede convertirnos en hipocondríacos

CiberhipocondriacoInternet puede convertirnos en hipocondríacos. Esa es la conclusión que Microsoft sacó hace casi cinco años en un estudio que aglutinó todas las búsquedas que realizaban los usuarios de Internet sobre salud. Después de este estudio, ¿en qué quedamos? ¿Es bueno? ¿Es malo? Hace varios días sacábamos conclusiones sobre si “Internet es bueno para tu salud” o no y ahora Microsoft nos “sale” con otro nuevo paciente, el “ciberhipocondríaco.” No sólo ya tenemos que relacionar al “Paciente del Futuro” con esa figura del paciente empoderado sino que el “ciberhipocondríaco” entra en escena.

Un estudio hace cinco años realizado por Microsoft concluyó que “Internet puede convertirnos en hipocondríacos.” El estudio no ocasionó gran debate en la sociedad española porque hace cinco años, en el 2008-09, el e-paciente y la e-salud en España no tenían ni la misma fuerza ni la misma reputación. Pero, ¿y si trasladamos los resultados de este estudio a día de hoy? ¿Qué opináis? Sin lugar a dudas Internet, como cualquier otra herramienta, tiene sus puntos fuertes y débiles, pero ¿qué decía el estudio? ¿Por qué Internet puede convertirnos en hipocondríacos? o mejor dicho, ¿en ciberhipocondríacos?

Doodle de google salud

La investigación, llevada a cabo por Microsoft, se realizó en más de 500 personas y se estudió qué buscaban sobre salud y cómo les repercutía los resultados en sus creencias y/o estados de ánimo. El estudio concluyó que estos resultados tenían un potencial bastante significativo en aumentar los temores de la gente a contraer enfermedades graves. De una búsqueda relacionada con “dolor de cabeza” podían llegar a creer o a considerar que estos dolores podían ser provocados por un temor cerebral.

Eric Horvitz, uno de los principales autores de esta investigación, indicó que “la red tiene el potencial de aumentar la ansiedad de la gente que no tiene o tiene poco entrenamiento médico, especialmente cuando la búsqueda que se hace en internet es con el propósito de obtener un diagnóstico.” Entonces, ¿no estamos preparados para tanta información?

Indudablemente Internet es una fuente ilimitada de información, incluida la información relacionada con la salud, pero ¿quién puede convertirse en consejero o asesor de tu salud? ¿Quién tiene la potestad?

La información que encontramos en Internet puede ayudar al paciente y/o al usuario a entender mejor una patología o encontrar explicaciones para diversos síntomas, pero ¿qué sucede si buscamos en el sitio incorrecto? Es aquí cuando nosotros, informadores de la salud y profesionales médicos, tenemos la obligación de asaltar Internet y crear contenido bueno, de calidad y fidedigno. 

Para descargar el estudio realizado por Microsoft:

– “Experiences with Web Search on Medical Concerns and Self Diagnosis

Si Internet nos brindase la oportunidad de controlar la información médica, no habría infografías como esta por la red. La adjuntamos porque plasma correctamente lo que está sucediendo al nuevo paciente, el llamado “ciberhipocondríaco.

Lo malo de usar Google como médico

Neomed es una red social profesional exclusiva para médicos de la que ya forman parte miles de médicos de toda España. En neomed, los médicos pueden:

– consultar sus dudas clínicas y ayudar a otros compañeros a solucionar las suyas,
– acceder a artículos, publicaciones y trabajos de su interés,
– Conocer a otros médicos con los que comparten intereses profesionales
Si eres médico y estás colegiado en España, puedes registrarte gratuitamente pinchando en el siguiente enlace: Neomed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>