5
Dec

Google homenajea a Carlos Finlay

Google homenajeó a Carlos Finlay, médico cubano, el pasado 3 de diciembre con motivo de la conmemoración del “Día del Médico.” Este día, poco celebrado y conocido en España, fue establecido en 1946 por la Confederación Médica Panamericana en recuerdo del médico cubano Carlos J. Finlay. Pero, ¿por qué Google homenajeó a Carlos Finlay dedicándole uno de sus famosos doodle? ¿Quién fue Carlos F. Finlay?

Doodley Carlos Finlay

Google, una de las empresas tecnológicas más importantes del mundo de la tecnología, tuvo un bonito detalle el pasado 3 de diciembre al crear un especial doodle en el “Día Internacional del Médico.” Esta vez, Google usó la imagen del médico Carlos Juan Finlay, descubridor del Aedes aegypti como transmisor de la temible fiebre amarilla. Pero, ¿por qué Google usó la imagen de Carlos Finlay? En 1946, la Confederación Médica Panamericana estableció este día para homenajear a Carlos Finlay por su aporte a la medicina y este pasado 3 de diciembre se cumplía el 180 aniversario de su nacimiento.

Carlos Finlay

¿Quién fue Carlos F. Finlay? 

En 1881, Carlos Finlay, durante una conferencia en Washington, se atrevió a “culpar” al mosquito como el principal transmisor de la fiebre amarilla. Carlos, hijo de médico escocés y madre francesa, se convirtió en ese mismo instante en el primero en teorizar sobre la culpabilidad del mosquito en la transmisión de enfermedades. Su teoría fue objeto de burla y humillación. Carlos Finlay no pudo ver recompensado su teoría hasta veinte años más tarde. Años más tarde de que su teoría se reivindicase, el Dr. Finlay muere en su casa debido a un accidente cariodvascular.

La fiebre amarilla es una de las enfermedades más mortíferas de la historia; una enfermedad que ha causado graves epidemias devastadoras. Su origen, según los investigadores, fue en África, posiblemente provocada por los primates, aunque no tardó mucho en saltar a América y Europa debido, en su gran medida, al tráfico de esclavos.

Durante los siglos XVII, XVIII y XIX, la fiebre amarilla atacó con gran virulencia al continente americano, matando a cientos de miles de personas, por lo que la idea e investigación de Carlos Finlay fue una auténtica revolución para la comunidad científica en aquella época.

Aedes Aegypti

Aedes Aegypti: Mosquito de la fiebre amarilla y del dengue

Carlos Finlay, 3 de diciembre de 1833 en Camagüey, realizó sus estudios de primaria y secundario en Francia y Reino Unido. La pasión de estudiar medicina, transmitida por su padre, fue concretada años más tarde cuando decidió ingresar en la universidad de Filadelfia. Al acabar la carrera, Carlos Finlay volvió a su Cuba natal donde abrió una consulta de oftalmología. Su ambición y su afán por investigar le llevó a dedicar parte de su vida a estudiar y observar la fiebre amarilla. 

Su teoría, presentada en 1881 durante una conferencia en Whasington, fue rechazada inmediatamente hasta que años más tarde, el mundo de la ciencia le dio la razón. 

Walter Reed

La desesperación de Estados Unidos por erradicar esta enfermedad era absoluta; la plaga había tomado las calles, las epidemias urbanas eran una realidad y Panamá, importante centro logístico para EEUU, estaba siendo asolada. Fue aquí, cuando los médicos del ejército americano tomaron el control y se pusieron a investigar. Walter Reed, uno de los máximos responsables de la investigación, fue enviado a Cuba en 1900 para estudiar la teoría que presentó Carlos Finlay hace veinte años. Tras descartar la hipótesis de que la causa de la fiebre amarilla estuviese en el aire, Reed ratificó finalmente la versión de Carlos Finlay.

Neomed es una red social profesional exclusiva para médicos de la que ya forman parte miles de médicos de toda España. En neomed, los médicos pueden:
– consultar sus dudas clínicas y ayudar a otros compañeros a solucionar las suyas,
– acceder a artículos, publicaciones y trabajos de su interés,
– Conocer a otros médicos con los que comparten intereses profesionales
Si eres médico y estás colegiado en España, puedes registrarte gratuitamente pinchando en el siguiente enlace: Neomed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *