10
Sep

Ginkgo Biloba, Alzheimer y aplicaciones

Un estudio francés, dirigido por Bruno Vellas del Hopital Casselardit en Toulouse, y publicado en The Lancet el pasado 6 de septiembre ha demostrado que el uso prolongado de la hierba milenaria Ginkgo Biloba no previene la enfermedad de Alzheimer. Muchas eran las esperanzas puestas en el extracto de la famosa hierba, que en China se administra con el objetivo de aumentar la destreza mental y la memoria, pero finalmente se han ratificado todas las sospechas (y estudios previos): el Ginkgo no previene el Alzheimer.

Tras cinco años de investigación y casi 3.000 personas estudiadas el estudio pretendía evaluar la eficacia a largo plazo del uso del extracto de esta planta para la reducción de la incidencia de esta enfermedad en adultos con problemas de memoria.

Los científicos dividieron a las 2.854 personas mayores de 70 años en dos grupos: 1.406 recibieron al menos una dosis diaria de extracto de Ginkgo Biloba, y 1414 recibieron al menos una dosis de placebo, durante 5 años seguidos.

Posteriormente, los investigadores utilizaron pruebas para evaluar la memoria de los pacientes, la función cognitiva y el estado de demencia. En el grupo consumidor de Ginkgo Biloba, fueron diagnosticadas 61 personas con probable enfermedad de Alzheimer (4%), mientras que en el grupo del placebo fueron 73 casos diagnosticados (5%). Por tanto, la diferencia no era estadísticamente significativa.

Sin embargo, los investigadores defienden que serían necesarios más estudios para comprobar más a largo plazo los efectos de la mencionada hierba, así como otras medidas de prevención posibles.

Siguiendo la estela de novedades con respecto al Alzheimer debemos destacar el nacimiento de una nueva aplicación diseñada para mejorar la comunicación y la relación del paciente con sus familiares, así como para incrementar la seguridad del hogar y mejorar la gestión económica.

Con motivo de la celebración del día mundial del Alzheimer el próximo día 21, la Fundación Alzheimer España acaba de presentar una aplicación para dispositivos móviles llamada i-Alzheimer. Con un coste de 1,39 euros, ofrecerá “ayuda para solucionar las muchas dificultades que se pueden plantear en la vida diaria con un paciente de esta patología”, según sostienen desde la FAE.

Un paso más para poder mejorar la vida y el entorno de los 18 millones de personas que, conforme diversas estimaciones, padecen la enfermedad de Alzheimer en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *