30
Oct

Enfermedades raras y redes clandestinas, buenas y malas

Un breve resumen de los temas más comentados e interesantes de la red, en relación con la salud y la medicina:

1. 2013, Año de las enfermedades raras

La Ministra de Sanidad, Ana Mato, ha anunciado que el 2013 será el Año Español de las Enfermedades Raras. Esta decisión está detrás de un sencillo objetivo: acercar estas dolencias a la población y despertar el interés de investigadores e industria farmacéutica.

Las 7000 enfermedades que están consideradas como raras afectan a cerca de tres millones de personas en nuestro país, cuyos representantes se han mostrado esperanzados con esta noticia.

La ministra se ha comprometido a afrontar las necesidades de estas personas desde cuatro ámbitos: el asistencial, el psicológico, el económico y el social. Uno de los principales objeticos será mejorar la prevención y los sistemas de detección precoz, así como estimular la investigación multidisciplinar para desarrollar nuevos tratamientos y pruebas diagnósticas.

2.Médicos que trabajan de forma clandestina

A través de un blog en defensa del Sistema Público de Salud hemos conocido una historia que fue publicada hace unos días en The New York Times a cerca de la situación sanitaria en Grecia. Por lo general, en nuestro blog abordamos temas que acontecen en nuestro país, pero creemos necesario mencionar esta historia para provocar una reflexión a cerca de la importancia de mantener un sistema sanitario público como el que tenemos a día de hoy. No podemos imitar el caso griego a la luz de las situaciones tan dramáticas que se viven en los centros de atención sanitaria helenos.

Según relata el artículo, un grupo de médicos se ha visto obligado a crear una red clandestina de asistencia para atender a todas aquellas personas que tras la reforma sanitaria no tienen derecho a prestación de ese tipo, incluidos enfermos de cáncer. Estos médicos tratan a pacientes ante el riesgo de ser descubiertos y tener que pagar los costes ellos mismos, aún así defienden que seguirán haciéndolo hasta que el Estado vuelva a hacerse cargo de lo que le corresponde. Usemos este ejemplo para saber el camino por el que no debemos ir…

3.Fraude con recetas cargadas a jubilados

Y mientras unos médicos se saltan la ley para ayudar al prójimo en Grecia, aquí desayunamos con otros delitos: La Guardia Civil imputa a 23 médicos y detiene a tres farmacéuticos por cargar medicamentos a tarjetas de pensionistas sin su consentimiento, presuntamente.

Aún deben esclarecerse los hechos, pero al parecer este entramado podría haber defraudado más de 500.000 euros. El objetivo de estas falsas recetas era, según parece, conseguir medicamentos que aumentan el rendimiento de los deportistas. La supuesta red ni siquiera tenía en cuenta a quien “cargaba” el medicamento, ya que se detectaron recetas de medicamentos indicados para el cáncer de próstata a nombre de mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *