6
Nov

Cáncer de mama con ultrasonido y detección precoz del Alzheimer

Un breve resumen de los temas más comentados e interesantes de la red, en relación con la salud y la medicina:

1.Tratar el cáncer de mama con ultrasonido

 Por primera vez se usa el ultrasonido para tratar y visualizar un tumor de mama al mismo tiempo. La avanzada tecnología de la resonancia magnética ya se utilizaba para localizar con precisión un tumor, y ahora se une al ultrasonido de alta intensidad para poder tratar el cáncer con mayor precisión y menor riesgo de daño en células sanas.

Esta técnica, llamada “MRI-HIFU” se ha utilizado por primera vez en cáncer de mama (ya que con anterioridad se había utilizado algo similar para paliar dolor en cáncer óseo) y se ha hecho en el Hospital Universitario de Utrecht, en Holanda.

Esta novedosa técnica podrá permitir prescindir de la cirugía en determinados casos (no es posible en casos de metástasis) y evitar los efectos secundarios de la misma así como mastectomías innecesarias; es decir: un paso más en la medicina menos invasiva.

Uno de los radiólogos responsables del estudio, Marco van Vulpen, ha reconocido que la investigación aún está en proceso y que podrían pasar unos años hasta concluir la fase experimental.

2. Detección precoz del Alzheimer

Recientemente también se han descubierto ciertas novedades con respecto al alzhéimer, concretamente en un tipo de pacientes. Según varios artículos publicados en The Lancet Neurology puede detectarse la enfermedad con mucha antelación en aquellos pacientes que vayan a sufrir un Alzheimer hereditario o precoz (una de las variables de la enfermedad).

En estos casos se puede empezar a plantear la opción de un tratamiento previo a que la enfermedad de la cara. Pero para ello deben identificarse los pre-síntomas de la enfermedad. En el primero de los estudios se analizó a 44 personas; de ellos 20 tenían el gen PSEN1 mutado y otros 24 no. Los primeros mostraron mayor actividad en el hipocampo y menor cantidad de materia gris en determinadas zonas del cerebro. Así mismo, como ya hemos comentado en anteriores artículos, la proteína β-amiloide también juega un papel crucial en el desarrollo de la enfermedad. La mutación del mencionado gen provoca una producción mayor de esta proteína, que acaba por dar forma a placas que aparecen, según el segundo estudio, antes de los 30 años de edad propiciando la aparición de la enfermedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *