18
Nov

Bruno Nievas, pediatra y escritor

Bruno NievasBruno Nievas, pediatra, escritor de gran nivel y cercano, sobre todo cercano. Con estas palabras se podría describir al Dr. Bruno Nievas, uno de tantos médicos que está revolucionando la “Salud 2.0.” En esta nueva entrevista, Bruno hace un pequeño repaso a sus inicios cómo pediatra, a su relación con las nuevas tecnologías y nos desvela secretos de sus libros.

El Dr. Nievas, “creyente” en la prevención en salud, nos traslada una de sus máximas preocupaciones, la poca o inexistente comunicación entre médico-paciente.

Un deseo, “busco una y otra vez esa sonrisa que hace que todo merezca la pena.”

Neomed: Pediatra, escritor y amante de las tecnologías, ¿por qué tanta versatilidad?

Más que versatilidad lo llamaría inquietud. Puede llamar la atención el que a priori tenga tantas aficiones, por llamarlas de alguna forma, pero en el fondo son solo diferentes expresiones de la misma persona, un chico que, un día siendo aún muy joven, se fascinó cuando su padre le regaló su primer ordenador, un ZX Spectrum, se maravilló cuando su madre le compró su primer libro (El pirata Garrapata) o, cuando, unos cuantos años más tarde y sin tener claro por qué, decidió hacer primero medicina y luego pediatría. Al final todo eso se esconde detrás de la misma persona, un tipo inquieto que solo intenta innovar en cada una de esas facetas que le han vuelto loco a lo largo de su vida.

Neomed: Empecemos por tu lado médico, ¿cómo te llegó la vocación por ser pediatra?

La verdad es que me matriculé en medicina porque realmente no tenía ni la menor idea de qué quería hacer. En aquella época, finales de los ochenta y comienzos de los noventa, no nos proporcionaban ninguna orientación sobre qué estudiar, pero sí recuerdo que nos metían mucho miedo con el paro y la desesperanza laboral que nos esperaba a todos (qué curioso, acertaron a la larga). Así que escogí, atenazado por esos mensajes terroríficos, una carrera que fuera versátil, que tuviera muchas opciones una vez que tuvieras el título en la mano. Y más tarde escogí pediatría porque cuando trabajas con niños, sobre todo si están enfermos de verdad, sabes que no puedes dedicarte a otra cosa. Los niños son sinceros, transparentes, inocentes y sobre todo indefensos. Poseen todo lo bueno del ser humano. Lástima que luego lo perdamos.

Neomed: Después de tantos años como pediatra, ¿con qué momento te quedas? ¿cuál ha sido el más especial?

Uf, muchos, muchos momentos, pero sin duda me quedo con la mirada de agradecimiento de una madre después de que una lactante que tuvimos ingresada en la UCI pediátrica del Hospital Clínico con una grave patología pulmonar, y que estuvo a punto de fallecer una noche que estaba yo de guardia, al final se recuperara y se fuera de alta unas semanas después, no sin mucho sufrimiento. Esa noche no nos separamos de ella ni un solo minuto, fue una de las peores guardias que recuerdo y sufrimos mucho todos. Al final, esa mirada con lágrimas en los ojos el día que por fin se iban de alta a casa sirvió para compensar esa y varios cientos de guardias más.

Neomed: ¿Podríamos decir que esa pasión por la tecnología y los medios de comunicación te han hecho convertirte en un médico 2.0?

Yo creo que con la medicina e Internet ya ocurre lo mismo que con los videojuegos como FIFA y Pro Evolution Soccer, que evolucionaban tanto que al final cambiaron los números de las versiones (2.0, 3.0…) por los años. Así que creo que soy un médico versión 2013, que trata de adaptarse a las herramientas que existen en este momento. Pienso que utilizar la tecnología ya no es noticia y que el esfuerzo debe centrarse en dos aspectos: hacer la información más accesible a los padres y, sobre todo, veraz y sencilla. Y para eso tenemos estas magníficas herramientas como son Internet, los iPads, las tablets o las que estén por venir. Así que más que médico 2.0, me definiría como un médico adaptado al momento que me ha tocado vivir. Por cierto, me falta poco para actualizarme a la versión 2014…

Neomed: Si echas la mirada atrás, ¿cómo era Bruno Nievas en sus primeros años como pediatra?

Muy observador, algo que he tratado de conservar porque creo que es lo que define mejor a un médico. Durante mis primeros años en el Hospital Clínico de Madrid tuve, entre otros muchos, dos grandes mentores que recuerdo con especial cariño, el Dr. José Luis Ruibal y la Dra. Mari Carmen Arrabal. Ambos siempre me decían que, antes que aprender a hacer grandes y pretenciosos diagnósticos, me dedicara a observar. Con ellos aprendí a pasar horas en una UCI pediátrica o neonatal simplemente observando los monitores, las camas, las incubadoras y por supuesto los niños, embebiéndote de todo lo que te rodea. Cuando haces eso, desarrollas una especie de sexto sentido, por definirlo de alguna forma, que te avisa de cuándo algo no marcha bien, incluso antes de que un monitor pite. Eso mismo es aplicable a la urgencia de pediatría o a cualquier otro ámbito donde se traten niños: observando niños o situaciones normales es como se aprende a distinguir la patología. Luego serás capaz de establecer el diagnóstico o tendrás que pedir ayuda a un compañero. Pero al menos que no se te escape un niño enfermo.

Neomed: ¿Qué es la salud para ti y cómo describirías la comunicación, tanto offline como online,  en el mundo de la salud?

La salud es un estado imposible pero deseable y que por lo tanto debemos buscar con dedicación, aunque sin obsesionarnos con ello. No existe la salud total ni perenne pero sí que podemos trabajar para posponer o incluso evitar en cierta medida la aparición de la enfermedad. Creo de manera firme en la prevención más que en los tratamientos y, teniendo en cuenta que tengo la inmensa suerte de manejar niños desde el día en que nacen, es satisfactorio ver cómo las medidas de prevención o simples consejos educacionales tienen un reflejo real y medible en la salud de esos niños. Por otro lado, pienso que la comunicación, como casi todo en medicina en la actualidad, está en pañales: seré claro y rotundo, los médicos no sabemos comunicarnos con los pacientes, nadie nos enseña a hacerlo y es un aspecto en el que dejamos mucho que desear. Eso altera de forma irremediable la relación de confianza y estropea nuestra labor. Por eso trato de acercar la medicina a los padres con mis libros y mi blog de pediatría, para tratar de rellenar ese hueco de comunicación que existe en la actualidad entre pacientes y profesionales.

Neomed: Neomed (www.neomed.es) es una red profesional de médicos; una red donde los médicos se apoyan en compañeros para encontrar soluciones a sus dudas clínicas, comparten fotografías y casos clínicos. ¿Qué opinas sobre idea de resolver estas dudas clínicas a través de la inteligencia colectiva?

Es fundamental. En el año 2005 presenté una web de recursos sanitarios para profesionales de cuidados intensivos pediátricos, en el Congreso de Intensivos Pediátricos que se celebró en Tenerife. Consistía en una página donde cualquier profesional acreditado y registrado podía subir trabajos, sesiones, protocolos o cualquier material que pudiera ayudar al resto de profesionales de habla hispana, que a su vez podría encontrarlos a través de un buscador tipo Google. La idea gustó tanto que hasta me dieron un premio a la mejor comunicación pero no se pudo cimentar. Ahora este tipo de iniciativas, como Neomed, sí tienen mejor acogida.

Neomed: ¿Quién es @BrunoNievas? ¿Qué intentas transmitir a tus seguidores?

@BrunoNievas solo soy yo pero en formato Twitter, una herramienta esencial pues permite una rápida e inmediata apertura al mundo. En Twitter puedes interactuar con casi todo el planeta a una velocidad pasmosa, ayudar a miles de personas con solo unos “birriosos” 140 caracteres que, bien usados, pueden ayudar a mejorar la vida de muchas personas. Es lo que trato de hacer a diario y mis seguidores se encuentran con tuits que hablan de pediatría, de libros de pediatría o de mis novelas, de lo que escribo en general, de videojuegos y de mil cosas más. En definitiva, ven la vida a través de los ojos de una mente inquieta y amante de la salud, la tecnología y la literatura. Te garantizo que es una herramienta espectacular que te permite ver el mundo a través de los ojos de muchas personas.

Neomed: Tu primer libro, Realidad Aumentada, fue todo un éxito en ventas, ¿cómo y cuándo te nació la idea de escribir un libro?

De una forma completamente casual, pues hacía poco que me había comprado mi primer Mac y, navegando por Internet, encontré un programa enfocado a la escritura literaria llamado Scrivener. Me gustó tanto la demo que lo compré de forma impulsiva. Y como buen español, en vez de leerme las instrucciones, decidí aprender a utilizarlo escribiendo una novela. Pensé en una idea, solo un par de líneas, y varios meses después tenía las cien mil palabras que conformaban el primer borrador de Realidad Aumentada. Mi mundo personal se volvió loco cuando 42.000 personas se la descargaron de Internet y me llegó la propuesta de Ediciones B para lanzarla en papel y en digital en un formato profesional y a nivel nacional. Casi al mismo tiempo, firmamos un contrato para una nueva novela. Y, sin buscarlo de forma intencionada, me convertí en escritor profesional. A día de hoy mis novelas se venden en toda España, tanto en papel como en digital, ya hay proyectada una película basada en una de ellas, que se rodará en 2014, y he completado mi tercera novela, que imagino será publicada también en ese mismo año. De verdad, todo un sueño hecho realidad.

Neomed: Hace unos meses has publicado Holocausto Manhattan,  ¿qué se puede encontrar el lector en esta segunda novela?

Holocausto ManhattanUn libro mucho más oscuro pero sobre todo más maduro y complejo en el que aplico todo lo que aprendí durante y después de la escritura de mi primera novela. Holocausto Manhattan es un thriller ambientado entre el Nueva York del año 2010 y el terrorífico campo de concentración de Auschwitz de la Polonia de 1944. Es una novela que trato que enganche desde la primera página pero en la que invito al lector a reflexionar, al poner sobre la mesa una serie de problemas actuales de envergadura que, para sorpresa de muchos, son reales y no se les presta apenas atención. He invertido muchos meses solo para documentarla y otros tantos para escribirla y corregirla. Mi idea es que el lector disfrute con ella pero también, y solo si lo desea, reflexione al finalizarla. A día de hoy estoy encantado con las ventas y las críticas, y he tenido una enorme fortuna al poder publicarla con una editorial de primer nivel.

Neomed: Por Internet te consideran uno de los autores más representativos de la “Generación Kindle.” ¿Ha cambiado en algo Bruno Nievas?  

En absoluto, salvo en el prosaico hecho de que ¡ahora trabajo muchas más horas! La verdad es que me resulta inconcebible que en solo tres años haya pasado de no haber escrito nada en mi vida a haber conocido e intercambiar opiniones, mensajes y eventos con personas de la talla de Juan Gómez-Jurado, Manel Loureiro, Lorenzo Silva o muchísimos más autores consagrados. Haber ido ya dos veces a la Semana Negra de Gijón, a la Feria del Libro de Madrid, a Getafe Negro, a Sant Jordi, a varios eventos de Amazon… y un largo etcétera del que resulta complicado despertar. Todo esto es un sueño pero en el que siempre has de tener los pies en el suelo y donde nunca puedes olvidar que la base reside solo en el trabajo. Acudir a un evento tan genial como Getafe Negro es alucinante pero para poder ir hay que ganárselo trabajando mucho y muy duro. Y aún así no lo tienes asegurado. Personalmente, me considero muy afortunado en ese sentido.

 Neomed: ¿Qué futuro le espera a Bruno Nievas, como médico y como escritor?

Espero que, sea el que sea, sirva para que tanto los lectores como los pacientes sonrían al verme. En ambos casos solo deseo hacer lo que me gusta, trabajar y divertirme a la vez que hago algo por los demás y resuelvo inquietudes o problemas. En el caso de los libros, solo quiero que los lectores disfruten como enanos y aprecien una gran labor documental que les haga aprender y sobre todo reflexionar. En el caso de los niños, solo busco una y otra vez esa sonrisa que hace que todo merezca la pena.

Neomed es una red social profesional exclusiva para médicos de la que ya forman parte miles de médicos de toda España. En neomed, los médicos pueden:
– consultar sus dudas clínicas y ayudar a otros compañeros a solucionar las suyas,
– acceder a artículos, publicaciones y trabajos de su interés,
– Conocer a otros médicos con los que comparten intereses profesionales
Si eres médico y estás colegiado en España, puedes registrarte gratuitamente pinchando en el siguiente enlace: Neomed

Comentarios

  1. Estimado colega,leyendo su blog, de la plataforma Neomed. Soy médico graduado en Cuba, actualmente estoy residiendo en España,Tarragona ejerciendo la practica como médico general.
    Comparto sus ideas en general y en cuanto a la importancia de la prevención en el manejo de las diferentes enfermedades y creo que Internet es un vehículo de acercamiento a las personas y en nuestro caso a los pacientes.
    Estoy haciendo prevención recomendando los Factores de Transferencia, apoyado por la Empresa 4 Life,y su equipo de investigación,encabezado por el Doctor David Lisonbe,los cuales en el ano 2007 lograron extraer estas moleculas diminutas y determinaron que pueden proporcionar un poder increible para el sistema inmunologico aumentando la actividad de las celulas inmunitarias.
    Lo saluda cordialmente Miguel Angel Camps.

    • Estimado Dr. Miguel Ángel,
      Gracias por tu comentario y gracias sobre todo por leer nuestro blog. Desde Neomed consideramos la prevención como un pilar clave para la medicina actual e Internet, si se sabe utilizar, cumple con una función muy buena.
      Saludos desde Madrid,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *