15
Nov

Bacterias y efecto nocebo

Un breve resumen de los temas más comentados e interesantes de la red, en relación con la salud y la medicina:

1.  Todo empieza por la boca

Las enfermedades periodontales están estrechamente relacionadas con otras enfermedades como la diabetes, las infecciones renales, los problemas cardiovasculares y el cáncer. Y por ello, evitar la presencia de bacterias en la boca es imprescindible.

Así se ha determinado durante la reunión internacional celebrada en La Granja (Segovia), organizada por la Federación Europea de Periodoncia, la Academia Americana de Periodoncia y la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA); que también celebra su reunión anual en estos próximos días en la ciudad de Madrid.

El profesor Mariano Sanz, decano de la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid ha confirmado a los medios durante el encuentro internacional que: “Quienes sufren algún tipo de enfermedad en las encías tienen un riesgo entre un 25% y un 50% mayor de padecer un trastorno cardiovascular que quien las tiene sanas”.

Durante el Congreso también se ha recordado la relación bidireccional de la enfermedad periodontal con la diabetes. Igualmente, se ha destacado la importancia de cuidar la salud dental y periodontal de las embarazadas, que si sufren periodontitis pueden exponerse a mayores posibilidades de tener un parto prematuro.

Seguro que la reunión nacional esclarecerá en los próximos días muchos más aspectos en lo que a salud dental y general se refiere, permaneceremos atentos.

2. Efecto Nocebo

Si el efecto placebo se considera una expectativa positiva, el efecto nocebo indica justamente lo contrario, y en determinados tratamientos puede ser la causa del abandono de un tratamiento farmacológico; al temer el paciente empeorar en lugar de mejorar. Al menos así lo demuestra un estudio relativo a la medicación para la enfermedad de Parkinson.

Tras estudiar los diferentes ensayos aleatorios sobre tratamientos para esta enfermedad, dados a conocer entre el 2000 y el 2010, se analizaron los efectos adversos y las interrupciones en dichos tratamientos.

Contando con 41 ensayos controlados aleatorios y 3544 pacientes tratados con placebo: el 64,7% informaron de al menos un efecto adverso y el 8,8% interrumpieron el tratamiento por intolerancia. Por tanto será necesario controlar este miedo del paciente para que así la adherencia al tratamiento sea la correcta.

Toda la información del mencionado estudio puede encontrarse en la última edición del European Journal of Neurology.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *