6
Jul

Avances en la prevención y el diagnóstico del VIH

A pesar de los recortes y de la situación económica del país los científicos españoles siguen consiguiendo resultados, aunque no sean tan celebrados como otro tipo de victorias. Esta vez, el VIH es el objetivo.

Un grupo de investigadores del Laboratorio de Inmunología Molecular del Hospital Gregorio Marañón y de la Universidad de Alcalá de Henares está desarrollando un gel que podría prevenir el contagio de esta enfermedad durante las relaciones sexuales. Dicho ungüento ha demostrado, en experimentos in vitro, un 90% de efectividad.

La doctora María Ángeles Muñoz, del Hosp. Gregorio Marañón y responsable del proyecto, ha confirmado que el gel microbicida está pensado para la aplicación vaginal y rectal, no produciendo irritación ni afectando a la motilidad de los espermatozoides. La idea es que el gel se aplique antes de mantener las relaciones sexuales, ya que su efecto protector podría durar hasta 24 horas.

Antes de 2010 ya se habían comenzado estudios de productos similares pero esta investigación, que comenzó en 2003, se basa en la aplicación de una molécula química nanoscópica que bloquea la infección de las células epiteliales. La citada partícula, el dendrímero 2G-S16, se une al virus impidiendo que afecte al organismo. Y en el caso de que la infección consiguiese penetrar, no podría llegar a los linfocitos porque también protege el sistema inmune; ya que la molécula 2G-S16 actúa contra las proteínas del VIH y tiene un efecto anti-inflamatorio.

Por el momento el gel se encuentra en fase preclínica y ya se están realizando ensayos en ratones inyectados con células humanas; por lo que su aplicación en humanos se retrasaría hasta al menos 3 años si la fase de experimentación animal es exitosa.

Otra buena noticia en relación con el gel es que la molécula necesaria para su creación no tiene un coste elevado, por consiguiente el precio del producto tampoco lo sería, favoreciendo su uso en los países más afectados por el VIH.

Los resultados conseguidos, hasta el momento, por estos investigadores españoles han quedado plasmados en el artículo publicado este mes en la revista científica Journal Of Controlled Release.

Pero cuando el contagio por el virus no ha podido evitarse, una detección temprana es la mejor forma de paliar los efectos del mismo.

Hasta ahora las únicas dos formas de saber si una persona estaba infectada por el VIH era la realización de una analítica sanguínea o el análisis rápido de una muestra de fluido oral, pero en Estados Unidos han avanzado un paso más.

La Agencia del Medicamento Estadounidense ha aprobado, con el consecuente debate, un test rápido de venta en farmacias para que cualquier persona pueda hacerse la prueba del VIH en casa. Aunque este organismo ya ha advertido de que los resultados deben confirmarse con otros análisis adicionales; como ocurre con todos los positivos que dan las pruebas rápidas en fluido oral tradicionales.

Los expertos se muestran divididos entre quienes creen que cualquier tipo de prueba es buena y los que consideran que un test como el del VIH debe hacerse con asesoramiento médico.

En España, la prueba rápida en fluido oral sólo se hace a través del sistema sanitario o por organizaciones de atención al afectado. Y ese papel de apoyo y asesoramiento de los profesionales sanitarios o expertos en la materia es la que está en peligro con la llegada de este procedimiento.

Además muchos médicos consideran que ante un resultado positivo la persona debe tener un asesoramiento casi inmediato, como ocurre con otras enfermedades como el cáncer, para evitar situaciones emocionales complicadas. Igualmente, con este tipo de pruebas, se producen casos de falsos positivos y también es probable que la gente desconozca cuando es el momento correcto para hacerse la prueba (tres meses después del posible contagio). Para informar sobre cualquier duda, el fabricante de la prueba ha asegurado que podrá en marcha un centro de información abierto todo el día.

Este formato todavía no ha llegado a España (donde se calcula que el 30% de las personas con VIH desconocen que están infectadas); pero puede que en un futuro las autoridades decidan emular al sistema americano si éste demuestra ser eficaz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *